JAPÓN I

Hola a todos! En el primer post del blog os traigo algunas de mis fotos favoritas de Japón. Son fotos que hice a lo largo de todo el país…espero que os gusten! Pronto os enseñaré muuuchas más, tengo para llenar libros!!

Si me obligaran a elegir qué me gustó más de Japón no podría responder. Tengo que confesar que mientras estaba allí no lo estaba “disfrutando” tanto… la primera semana sobre todo, pasamos muchísimo calor (es lo que tiene ir en Agosto), andábamos muchísimas horas y nos cansábamos más de lo normal, cada vez que veíamos una tienda o algo así, entrábamos solo para refrescarnos con el aire! Incluso hay templos y lugares a los que al final no hemos ido sólo por el cansancio. Pero con el paso de los días (hoy hace unas dos semanas que volvimos), me voy acordando de todo lo que se me quedó grabado… Me acuerdo de las sensaciones, de las impresiones… Me enamoré de sus atardeceres, de su comida, del orden y la limpieza, del respeto por todo y por todos, de los colores (predomina el rojo, pero en general los japoneses adornan todo con colores y dibujos); me enamoré también de sus costumbres, de sus noches tan iluminadas, del verde, tanta vegetación por todas partes y siempre tan cuidada; del significado de todas las cosas, de lo acogido que te sientes en el país a pesar de no entender casi nada y de que muchos japoneses ni siquiera hablen inglés (sí, sigo muy sorprendida). Me asustó bastante la obsesión por las maquinitas, las salas de Pachinko (y el horrible ruido), los edificios de Sega y salas de juego donde cientos de jóvenes pasaban horas (y horas) jugando (hasta el punto de llevar guantes para tocar las máquinas). Me sorprendió (y a veces me molestó) que aunque no supieran inglés y, claramente se veía en mi cara de occidental que yo no sabía japonés, te hablaran o te dieran indicaciones simplemente por el respeto y la educación que tienen, aún viendo nuestras caras de circunstancias… Sinceramente, pensaba que no me había marcado tanto, pero cada día tengo más ganas de volver y no de turismo corriendo de un lado a otro, sino con tranquilidad, para disfrutar de todo a mi ritmo.

Deja un comentario